ORIGEN

Ubicado entorno a La Latina, el Rastro de Madrid está lleno de elementos castizos utilizando la Plaza de Cascorro como su eje inicial mientras que sus laterales se extienden en forma de abanico hasta llegar a la Puerta de Toledo o a la Ribera de Curtidores , colindando con la Glorieta de Embajadores. Nació al amparo de las células reales de 1496 , para el establecimiento de la creación de mataderos de reses que tenían que ser cercanos al río y a puertas de acceso a otras ciudades importantes.
Su fama internacional le hace único y singular, siendo semejante al de las pulgas de París o Portobello en Londres y ocupando una gran extensión.
Documentado desde el siglo XV fue creciendo a raíz de la capitalidad y de la aparición de tiendas y objetos de segunda mano liquidaciones de testamentarias y artesanías y oficios relacionados con el despojo de las reses, Sebo, cuero, velas, pellejos, curtidos, jabón etc.

ACTUALIDAD

Los Sábados del Rastro nace como un mercado especializado en dinamizar sus espacios únicos:

  • Con antigüedades y decoración en la plaza de Vara de Rey.
  • Con una exposición de artes plásticas y tecnológicas en la plaza de puerta de Toledo y el espacio de la Universidad Carlos III.
  • Con la creación de nuevos espacios para amantes del vino, los cómics, el papel, el cine la fotografía o el arte militar.
  • Con una zona familiar en la Puerta de Toledo.

Estos espacios tienen su programación los primeros y terceros sábados de cada mes y se complementan con actuaciones festivales gastronómicos y conciertos.

Se puede visitar también el Museo de Artes Populares , gratuito , dependiente de la Universidad autónoma un viaje a la arquitectura del siglo XVIII, donde también puedes consultar su programación de actividades culturales y exposiciones.

Rastro igual a Matadero

Como es sabido, en una de sus acepciones, la palabra Rastro significa matadero, por lo tanto para conocer los orígenes
del barrio del Rastro y del mercado ambulante (pues ambos tuvieron una estrecha relación con los mataderos ubicados en la zona)  habría que estudiar los establecimientos ubicados en el barrio; he investigado en diferentes archivos, Archivo de Villa de Madrid (AVM), Histórico Nacional (AHN), de Protocolos (AHP), Biblioteca Nacional (BN), y descubierto la existencia de cinco mataderos de los siglos XV al XIX de los cuales tres, los números 3, 4 y 5 de Figura A, son los que estuvieron instalados en el barrio del Rastro y conocemos a través del proceso histórico que su actividad estuvo estrechamente unida al barrio.

La corrala de la calle Carlos Arniches, llamada "El Corralón"

En la Arquitectura popular madrileña, construida en el siglo XIX, principalmente en los barrios del Rastro y Lavapies, destaca un arquetipo de casas conocidas como corralas, con este modelo de construcción se intentaba solucionar, la precariedad y el grave problema de escasez de vivienda, derivado del crecimiento poblacional experimentado en Madrid….

El Corralón y las antiguas alhondigas nazaries

En el libro Noticias de las Corralas de Madrid se sugiere de pasada, un interesante dato, el posible origen mudéjar de las Corralas. Son noticias que merecen atención ya que existen algunas analogías.La primera, en cuanto a su habitabilidad es el patio, elemento principal en la articulación del edificio. Limita un espacio, donde se pueden desarrollar muchas….

Cronología histórica de la Corrala de la calle Carlos Arniches n. 3 y 5: El Corralón

En la primera planimetría que existe de Madrid el Plano de Witt o Mancelli de 1635, y en todos los planos posteriores, como el Plano de Teixeira de 1656, ya existía un importante tejido urbano en la zona conocida como el Cerrillo del Rastro, pero la parcela de la Corrala de la calle Carlos Arniches, entonces calle del Peñón estaba sin edificar.

La Casa Matadero del Cerrillo del Rastro

Todos sabemos que el popular Barrio del Rastro y su conocido mercado ambulante, ha traspasado fronteras, y se ha convertido en una «Marca», como hoy se define a todo lo que es especialmente emblemático. Decía el escritor Luis Carandell que «Las dos cosas más interesantes que hay que conocer de Madrid, son el Museo del Prado y el Rastro».

El Rastro de 1808 por José A. Nieto Sánchez (Grupo Taller de Historia Social)

Al finalizar el invierno de 1808 Madrid era un hervidero de rumores. El mismo día de
San José los ánimos estaban tan exacerbados que las fuerzas del orden no habían podido
evitar un primer alboroto, y los intentos desesperados por contener los siguientes
bullicios populares fueron infructuosos. El gobierno echó mano de los gremios de
plateros y prenderos para crear una especie de guardia cívica, pero todo fue inútil.
Contra el muro de la indignación popular chocaron también las sucesivas proclamas
instando a los menestrales a volver al trabajo y la instauración de un rígido horario de
cumplimiento obligado por tiendas y tabernas. Si lo que se pretendía era….

Fotos de los últimos 17 inquilinos y 20 comerciantes recibían un telegrama el 25 de febrero de 1993 , instándoles a abandonar sus hogares ante el peligro por ruina del inmueble
Secciones

Normativa de ordenanza reguladora de la venta en el Rastro aprobada hace 20 años

1800

Mercado de las Américas 1873

El mercado del rastro (1880) de Madrid de Domingo Muñoz

Dibujo por  Domingo Muñoz y grabado Andrés Ovejero.

Esta obra se encuentra en la Fundación Museo de las Ferias 

Translate »